¿Pierdes la paciencia con tus hij@s? ¿Les gritas, les amenazas o les faltas al respeto?

Quizás te das cuenta de que tus enfados son desproporcionados, y que l@s niñ@s no se merecen que les trates así.

Temes que vuestra relación se enfríe, o tal vez ya notas que se está deteriorando.

Quieres construir tu familia desde el amor, la confianza, el respeto y no desde el miedo, el autoritarismo y el estrés.

Pero, sin embargo te ves impotente, atrapado por tus patrones de reacción automática y sin saber cómo salir de ahí.

 

…Si este es tu caso, tengo tres consejos para ti

Pero antes de empezar con los consejos quiero darte la enhorabuena.

Que estés aquí significa que te has dado cuenta de que tienes un problema,

que tienes esperanza de solucionarlo

y que has tomado acción por lo menos para saber cómo hacerlo.

Sé que no es fácil y por ello celebro contigo este momento.

 

Dicho esto, ahí van…

Mis tres consejos para dejar de perder los nervios con tus hij@s

 

1. Empieza por cuidarte tú, porque si tú estás bien, ellos están mucho mejor 2. Haz terapia personal para iniciar el cambio des del respeto a ti mism@ 3. Ponte al día en técnicas de comunicación y crianza respetuosa

Mis consejos para que dejes de perder los nervios con tus hijos

 

 

1. Empieza a cuidarte ¡ya!: Si tú estás bien, ellos están mucho mejor

Dice un antiguo proverbio que solo puede dar aquél que tiene de sobras. Por eso, para poder ocuparte de otra persona, lo primero y fundamental es que estés bien tú.

Si estás estresad@, frustrad@ y cabread@, actuarás desde el estrés y la rabia, y así no vamos bien. Los niños necesitan litros y litros de dedicación y de cariño, y si llegas agotad@, no vas a poder dárselos.

Así que lo primero que has de hacer, si quieres dejar de perder los nervios con tu familia, es empezar a cuidar de ti mism@. Empieza a vivir con más amor, más calma y más alegría. Dedícate tiempo, cuidados, mimos. Empieza alguna actividad que te gusta, vuelve a perseguir tus sueños.

Si hace mucho tiempo que dejaste de cuidarte, o ya no recuerdas si algún día lo hiciste, puede que lo que te estoy diciendo incluso te resulte incómodo, pero de corazón te lo digo, lo mejor que puedes hacer por tus hijos es darles un padre o una madre feliz, tranquil@ y satisfech@.

 

2. Haz terapia personal, probablemente la mejor inversión de tu vida

Además de los cientos de maneras que tienes para cuidarte, si quieres dejar de perder los nervios con tus hijos es fundamental que hagas terapia para ti. Como psicóloga es obvio que soy muy fan de la psicoterapia, pero ahora te hablo como persona, y puedo decirte que apuntarme a terapia ha sido la mejor inversión que he hecho en mi vida.

El trabajo de psicoterapia te acompañará a echarle un vistazo a tus creencias, y a las emociones que se mueven en ti cuando tus hijos no se portan bien (o mejor dicho, cuando no se comportan como tú esperas de ellos). Podrás comprender de dónde viene tu miedo a que tus hijos te tomen el pelo, o esos arrebatos de rabia que tienes tantas ganas de dejar atrás. Empezarás a sentirte menos frustrado y más empoderado y aprenderás a gestionar tus reacciones y ganar autocontrol, pero des del respeto a ti mismo. .

Búscate un/a psicólog@ o un psicoterapeuta con el que conectes bien y te sientas acompañad@. Si quieres, puedes contar conmigo para ello. No esperes más, hazlo hoy mismo.

Solicita una visita informativa

 

Y si nunca habías pensado en hacer terapia, empiézatelo a plantear como una opción seria, mientras que pones en marcha el próximo consejo.

 

3. Fórmate en técnicas de comunicación y de crianza adaptadas a los niños de hoy en día

Nadie nace enseñado, ni tú ni yo tampoco. Pero sí que nacimos con capacidad de aprender.

Tus hijos no son como tú, ni han nacido en el mismo mundo, ni tienen las mismas necesidades, ni oportunidades, por ello la manera en que te educaron a ti, no te sirve al 100% para educarlos a ellos.

Tampoco nuestros padres tuvieron acceso a la cantidad de información sobre comunicación, educación emocional y crianza respetuosa que tenemos hoy en día. Hoy solo tienes que googlear cualquiera de estas palabras y te van a aparecer miles de entradas al respecto.

No sé cuan puesto debes de estar en estos temas, pero sea al nivel que sea, puedes encontrar gran cantidad de libros, blogs, vídeos, charlas formativas, talleres, o incluso cursos completos para hacerte más fácil tu tarea de padre o madre.

Para mí la manera más enfocada y efectiva es pedir asesoramiento a un profesional formado en psicología infantil familiar que os asesore individualmente. Pídeme más información sobre cómo puedo ayudarte en esto.

¿en qué necesitas ayuda? Escríbeme en mi formulario (no se publicará)

 

Encuentra tu formato y empieza a ganar nuevos conocimientos que te permitan comprender mejor a tus hijos y a ti mismo, y sobre todo para incorporar nuevas formas de relación más enriquecedoras para ambos. Hoy mismo puedes empezar.

Vale tanto la pena….

 

En resumen:
Si pierdes los nervios con tus hijos y quieres dejar de hacerlo, hay tres cosas que puedes hacer a partir de hoy mismo. La primera indiscutible es empezar a cuidarte tú, pues antes de atender a otro ser, tú mismo has de estar atendido. La segunda, si no lo estás haciendo ya, es hacer terapia personal, para manejar mejor tus emociones, comprender mejor tus reacciones y empezar el cambio desde el respeto a ti mismo. Y la tercera es entrenarte en habilidades de comunicación y de educación adecuadas para los niños de hoy en día. Hay pocas cosas en la vida que valgan tanto la pena como currarte una buena relación con tus hijos.

 

*Artículo escrito por:

Marta Ocaña Mariné, psicóloga del deporte, psicóloga educativa, psicoterapeuta.

Puedes contactar conmigo aquí.