¿Tú también piensas que leyendo tres o cuatro libros de autoayuda o siguiendo algún blog ya estás preparado/a psicológicamente para la competición?

Entonces, esto es como si te lees un libro de entrenamiento o vas haciendo algo de ejercicio de manera desorganizada y te lanzaras a competir esperando buenos resultados.

En esta estrategia, te estarías dejando fuera algo muy importante: la estructura.

Porque sí, la preparación psicológica también se ha de hacer de manera estructurada. Necesitas poner en práctica y repetir las técnicas que vayas conociendo para cada vez irte volviendo más experto y desenvolverte mejor en el plano psicológico y emocional como deportista.

Progresivamente, te irás haciendo más experto en ella e irás incorporando más estrategias que te harán mejor deportista. Así funciona. Pero tienes que poner de tu parte, como en tantas otras cosas, y no quedarte solo en una lectura sino aplicar, profundizar y probar qué te funciona, qué no y qué va más contigo y tu estilo personal.

Habrás visto que en algunos de mis posts te explico ejercicios o tablas para rellenar. Hoy te propongo que te prepares una tabla con la estrategia psicológica de tu próxima competición.

Cómo preparar tu estrategia psicológica para la próxima competición

Lo primero de todo, vas a seleccionar las técnicas que te puedes ayudar más para esta competición concreta. Para ello prepárate una tabla con tres columnas:

-En la primera haz un listado de los momentos clave en que vas a necesitar una ayuda psicológica extra.

– En la segunda vas a anotar qué palabras necesitarías oír en ese momento clave: Plantéate lo siguiente: ¿qué es lo más útil que me puedo decir en este momento?

  • Y en la tercera escribe un recurso para potenciar tu rendimiento específico para este momento clave. Puedes incluir:  visualizaciones, palabras clave, o “trucos” para mantener la motivación y la atención como por ejemplo la estrategia de la goma.

Te pongo un ejemplo para un ciclista:

  • Momento clave: Línea de salida  
  • ¿Qué es lo más útil que me puedo decir en este momento? “Confío, soy un buen corredor” “Ahora, a situarme bien”
  • Recursos para potenciar mi rendimiento: Me visualizo corriendo bien y sonrío. Me visualizo bien situado y sonrío.

Como ves, se trata de ir rellenando la tabla para cada momento clave de tu competición.

¿En serio necesito preparar una estrategia psicológica? ¿porqué no improvisar?

Puede que te de pereza, lo veas aburrido o innecesario y prefieras improvisar. El problema de la improvisación es que nos puede abandonar en momentos de alta tensión o desánimo.

Por eso necesitas prepararte las estrategias psicológicas al igual que lo haces con las físicas, y luego en el momento de competir, aunque se puede olvidar alguna o por circunstancias tengas que hacer cambios e improvisar, ya partirás de una base ordenada, lo cual te dará seguridad. Es algo que siempre digo en mi consulta y que da buenos resultados.

Ayúdate de esta tabla que has preparado para repasar la competición en tu imaginación durante la semana de antes. Esto te ayudará a familiarizarte con la competición en sí y con las estrategias que te dispones a aplicar. Verás como hay un cambio cualitativo en cómo encaras la competición tanto antes como durante la misma.

Prepararse una estrategia psicológica de una manera más estructurada para una temporada te ayudará a mejorar tus resultados y podrás explorar hasta dónde puedes llegar si cuidas el factor psicológico al igual que el físico.

Te animo a probarlo y que me dejes en los comentarios qué tal te ha funcionado.