Opiniones de clientes

Mai havia cregut en la psicologia fins que l’esport m’hi va obligar. Sóc esportista i vaig estar molt de temps entrenant malament sense saber el què em passava, la Marta em va ajudar moltíssim a sortir d’aquell forat i seguint les tècniques puc seguir millorant les meves marques.
Anna, atleta
Gran profesional. Excelente trato.
Maikel, entrenador
Su ayuda fue imprescindible e inmejorable.
Dulce, madre de un estudiante
Marta es una profesional excelente que sabe sacar lo mejor de cada niño y proporcionarle herramientas. Se implica personalmente en cada proceso.
Maite, madre de dos estudiantes
Gracias a su ayuda, observamos una paulatina evolución positiva en la maduración de nuestro hijo. También aportó comprensión, serenidad y sentido común a las relaciones interfamiliares.
Irene, madre de un adolescente
Marta es una gran profesional. Hemos compartido puntos de vista muy interesantes sobre técnicas aplicadas a deportistas tanto profesionales como amateurs.
Raúl, profesional de la gestión deportiva
Su ayuda fue imprescindible e inmejorable.
B, futbolista
Marta me demostró que la psicología funciona. Personalmente, con un problema deportivo que tuve, remonté la temporada. A partir de aquí, desde la empresa donde trabajo contraté a Marta para impartir un curso de psicología deportiva para profesores y entrenadores, y fue realmente un éxito. No se quedó corta en en cuanto a interés y contenidos. Dio muchas herramientas prácticas para los asistentes, que ya están esperando a hacer un segundo nivel con nuevos temas a tratar.
Anna, deportista y entrenadora
Marta se sienta junto a ti. Ve con tus ojos. No pierde el tiempo. Mira contigo hacia el lugar adonde quieres llegar.
Siempre a tu lado, nunca delante imponiendo, nunca detrás empujando. Junto a Marta llegas a tu meta deportiva. Con tus propios recursos, porque ella nada inventa. Las herramientas las tienes tú. Escondidas, sí. Pero descubiertas por fin, con la colaboración de ambos.
Juan F, padre de un joven deportista
Me decidí por ella porque fue deportista … Pensé que sería básico para mi hijo hablar con alguien que realmente le entendiera… En su caso cambiaba de equipo después de muchos años y no se adaptaba por muy bien que le aceptaron los compañeros. Pasó de ser el líder y capitán a ser uno más… Hablar con Marta fue lo mejor que le pudo pasar: ella le enseño a buscar nuevos retos, a saber pedirme a mi como ayudarle etc… Además, a mi Marta me enseñó también a tratarle y ayudarle … Seguimos sus pasos y en poco tiempo volvía a sonreír en el campo … Aún hoy nos acordamos de ella y sabemos que esta ahí para ayudarnos.
Marga, madre de un joven deportista