PSICOTERAPIA HUMANISTA

Todas las personas nos encontramos con momentos difíciles en nuestras vidas, momentos en que nos replanteamos a nosotros mismos o se nos hace difícil sostener el sufrimiento.

Mediante la psicoterapia aprenderás a gestionar tus emociones, aceptar lo que sientes, escuchar en tu interior sin juzgarte y permitirte evolucionar.

Mi objetivo es acompañarte en el camino de tu cambio personal. Sin presionar, ni juzgarte, simplemente estando a tu lado y compartiendo contigo las herramientas que conozco.

Dificultades con que me encuentro frecuentemente en consulta y en las que he trabajado con éxito:

  • Estados de ansiedad y estrés
  • Trastornos de ansiedad, obsesiones
  • Depresión, apatía
  • Excesivo autocontrol y perfeccionismo
  • Dificultades en la contención emocional
  • Falta de autoestima y confianza en ti mismo
  • Celos
  • Conflictos en las relaciones de pareja
  • Conflictos familiares
  • Dificultades en las relaciones sociales
  • Duelos y crisis vitales
  • Adaptación a la maternidad-paternidad
  • Adaptación a la jubilación o a la marcha de los hijos
  • Dudas o conflicto de valores respecto a la crianza de los hijos
  • Problemas de salud
  • Necesidad de cambiar hacia un estilo de vida más saludable
  • Trastornos físicos con base emocional: migrañas, dolores de espalda, trastornos intestinales, erupciones
  • Afrontamiento de nuevos retos profesionales

Mi enfoque de trabajo es Humanista e Integrador:

 

Esto significa que creo firmemente en el potencial de las personas para crecer y desarrollarnos.

Mi papel como psicoterapeuta es proponerte actividades que te permitan integrar todos los sistemas de tu persona (emociones, pensamiento, creencias, tu cuerpo, tu historia y las circunstancias de tu entorno familiar y social)

Para que tu mismo/a, al ver tu situación desde un nuevo punto de vista, puedas encontrar  nuevas soluciones y maneras de relacionarte más funcionales.

Para conseguir este objetivo ,utilizo una combinación de las técnicas que he ido aprendiendo a lo largo de mis años de formación y de práctica de la psicoterapia.

Por ejemplo, suelo explicar la teoría del Análisis transaccional  para ayudar a comprender las dificultades en la comunicación, también aplico técnicas psico-corporales y bioenergéticas, ejercicios de expresión mediante la palabra y el dibujo, relajación y visualización. Además por supuesto, de mi presencia y mi escucha atenta y empática.